Conocer a la - 18431

Relato publicado originalmente en SexoSinTabues. Yo le preguntaba, le decia en que se basaba, ella me decía que eso solo lo sabían las mujeres, las miradas, con eso bastaba y sabía como mi compañera la habia mirado cada vz que habia podido, yo excitado le preguntaba que habia hecho mi esposa y ella me decía que a veces devolverle las miradas, cuando estaban alejadas y convrsando pues disimular para que nadie s diera cuenta, yo pensaba que si mi mujer tenía razón era increible, ante mi cara habia pasado todo aquello y yo ni me habia enterado. Esa noche, follamos como leones los dos, la esposé jugamos me dejé esposar, me hizo follarmela en la cocina yo sentado en una silla esposado, otras veces pues lo haciamos al aire libre, o saliamos sin ella llevar braguitas, que no somos, mojigatos en el sexo, al dia siguiente, mi mujer, me dijo que le gustaría, hacer algo con ella, algo morboso en el que los tres disfrutaramos, ella ya tenia mas que previstó su juego ahora era cuando me lo confiaba a mi, tras tener su numero de movil, quería enrollarsela que yo fuera testigo sin ella saberlo, a partir de aquí empezó la aventura mas morbosa, excitante y bonita de nuestra vida y creo que no la superaremos. Mi esposa me hizo un guiño — Ademas con tu cuerpo pues realza mucho — Gracias — Es verdad tienes un cuerpo muy bonito — Y tu tambien. Mi esposa me sonrió y disparó directo — Anoche salí del baño porque tenia unos deseos irrefrenables de besarte — Yo lo estaba deseando. Imaginaba a las dos besandose mmmmmm, a la vez que sabía que solo era cuestión de tiempo ver esa escena pero prosigamos — Lo sé, lo vi en tu cara, desde la primera vez que nos vimos en la comida de empresa — Yo solo he estado con una mujer en la cama, por curiosidad sobretodo pero cuando te ví, sentí algo que no se expresar — Y yo, solo hago pensar en tus labios, nunca he estado con otra mujer, pero te veo y lo deseo con toda mi alma — A mi me ocurre lo mismo. Podemos quedar, buscar la forma, quiero tenerte, abrazarte — Mmmmmm que palabras me dices mi amor, en estos momentos escuchandote solo deseo ser tuya — Lo seras, — le dijo mi mujer —. Cada dia, por la tarde hablaban yo de testigo, clarificandose ciertas cosas, o mejor dicho quedando al descubierto, una mujer que deseaba entregarse totalmente a mi mujer, como dos adolescentes, conversaban, mientras en el trabajo el trato no habia cambiado ni lo mas minimo, ni la mas minima sospecha hubiera tenido yo de las conversaciones que a partir de las 7 de la tarde tenia ella con mi mujer, sino hubiera sido testigo. Al cuarto dia, ya no podían mas y mi mujer lo arreglo diciendole que tenia mi casa sola a la disposición de ellas, hasta que yo no volviera con mi hijo, de casa de mis padres, me fuí cuando recogí al niño de casa, a las cinco y media tras el trabajo, a las seis ya ella habia llegado y por primera vez se acostaron las dos, cuando llegamos mi hijo y yo cerca de las doce, nos acostamos mi esposa y yo y me contó el encuentro con pelos y señales, fue maravilloso escucharla, aunque no hubiera estado alli, la definió como muy sumisa en la cama se dejaba llevar y al final, descubrió que le calentaba y gustaba que le azotara mi esposa sus nalguitas, la esposara en la cama y le vendara los ojos, así comenzaron a verse en mi casa dos veces por semana ellas dos, en dias de lunes a viernes, para que no sospechara que realmente yo sabía algo.

La respuesta más útil

Lety 24 años muy cariñosa. Naty guijarro. Sin apuros!! Bucal exquisito sensación unica.

Tu Voz Estéreo - Capítulo:Mi sobrina, mi amante - Caracol Televisión

321322323324325326327328329